La propuesta de implantar la OTA en las playas de Getxo, históricamente arrinconada por el PNV, habría ayudado a contener la masificación también en tiempos de pandemia

CARTA AL DIRECTOR

Históricamente el PP de Getxo ha venido solicitando al Equipo de Gobierno, prácticamente todos los años, la implantación de la OTA en los arenales del municipio – los vecinos de la localidad estarían exentos del pago-. Sin embargo, el Gobierno local siempre rechazó esa posibilidad hasta lograr convertir el municipio en el único lugar de la zona que no cuenta con dicho sistema de estacionamiento regulado en sus arenales.

La ausencia de la OTA ha ayudado a que todos los veranos la playa de Ereaga, por ejemplo, se convierta en una zona con gran afluencia de público provocando problemas de circulación y de aparcamiento.

Esa imagen ha sido especialmente escalofriante estos días de desescalada en pleno mes de mayo cuando ni siquiera ha comenzado la temporada de baños.

Si el PNV y su socio de Gobierno habrían dejado a un lado el orgullo y la prepotencia y no habrían tenido ningún reparo en aceptar la histórica idea del PP, no hay duda de que la medida habría logrado reducir las aglomeraciones también en tiempos de pandemia.

J.J.S.

Diario digital de Getxo

Somos el Diario digital de Getxo