Dos jóvenes son sorprendidos forzando la ventana de una vivienda de Algorta para robar

Agentes de la Ertzaintza en colaboración con la Policía Local de Getxo arrestaron ayer por la tarde a dos varones de 21 y 24 años de edad respectivamente, acusados de un delito de robo con fuerza en una vivienda situada de Algorta. Fueron sorprendidos cuando trataban de forzar la ventana del domicilio con un destornillador. Poco después, agentes de la Policía Municipal dieron alcance a los presuntos autores, que fueron trasladados por la Ertzaintza en calidad de detenidos.
Sobre las siete y media de la tarde de ayer, miércoles, la Ertzaintza fue alertada de la presunta comisión de un robo en una vivienda ubicada en Algorta. Según se pudo saber, la propietaria escucho ruídos procedentes de una de las habitaciones. Al acercarse sorprendió a dos individuos que estaban tratantado de apalancar la ventana, la cual daba acceso a una zona ajardinada. Al verse sorprendidos los autores se dieron a la fuga.  Al lugar se desplazaron patrullas de la Ertzaintza y de la Policía Local de Getxo. El trabajo en colaboración de los agentes permitió la localización de los dos presuntos autores, que fueron interceptados a la altura de la calle Salsidu por agentes municipales. En el momento del arrestos se les ocuparon diversos efectos, entre ellos un destornillador con el que presumiblementes habían tratado forzar la ventana referida.

Los dos presuntos autores de los hechos, de 21 y 24 años de edad respectivamente fueron detenidos bajo la acusación de un delito de robo con fuerza. Ambos serán puestos a disposición judicial una vez finalicen las diligencias policiales. La Ertzaintza continúa con las pesquisas para tratar de identificar y arrestar a un tercer varón implicado que consiguió huir del lugar del robo.

Diario digital de Getxo

Somos el Diario digital de Getxo

Un comentario sobre “Dos jóvenes son sorprendidos forzando la ventana de una vivienda de Algorta para robar

  • el 21 diciembre, 2018 a las 22:57
    Permalink

    No entiendo como los agentes de la ertzaintza meten a los individuos a un portal de la avenida Salsidu al lado de donde son localizados para inspeccionarles. Me parece lamentable que invadan un espacio privado una vez retenidos los sospechosos en vez de realizar el operativo en la vía pública que es dónde los encuentran. Los espacios privados de los vecinos no son para acoger la inspección de un sospechoso salvo que el acto delictivo haya tenido lugar ahí o sea el lugar de localización y en este caso no era ni una cosa ni la otra.

Comentarios cerrados.