La sangre aparecida en Paulino Mendívil es de un ladrón que se cortó el brazo al romper un escaparate para robar

El reguero de sangre que apareció en la calle Paulino Mandívil de Getxo junto a un comercio es de un ladrón que se cortó el brazo cuando rompió el escaparate de la tienda Gant para robar, según ha informado el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco a esta redacción.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la madrugada del jueves día 16 de agosto. Se tuvo conocimiento de un robo en un comercio situado en la mencionada calle. Las patrullas de la Ertzaintza confirmaron que habían fracturado el escaparate del local con una tapa de alcantarilla.

Posteriormente, los ertzainas localizaron al presunto autor del robo, al cual se le abrieron diligencias policiales en calidad de investigado.

Este presentaba alguna lesión por cortes.

Diario digital de Getxo

Somos el Diario digital de Getxo